info@rustarazonutricion.com

OPERACIÓN BIKINI

OPERACIÓN BIKINI

Operación bikini. Qué poco me gusta ese concepto, al igual que el de operación BBC (Bodas- Bautizos-Comuniones). Queréis perder peso ya y cunde el pánico. Hay “chorrocientas” mil formas de perder el peso rapidísimo, así que no desesperas y una vez más vuelves a caer en ese método “que te fue tan bien”. ¿Cierto?

1.- Pasaste 1 semana a base de lechuga y conseguiste entrar en el traje/vestido que querías al perder 2Kg.

2.- Al siguiente año la cosa se complicó, ya eran 4Kg, así que fueron 2 semanas duras, pero con un resultado satisfactorio.

3.- Ahora, que ni tan siquiera recuerdas cuántas dietas y años llevas repitiendo la misma operación, cambiada año tras año, uno por sandía, otro por pollo y piña, otro por verduras y frutas, seguiste solo con proteínas porque “ya sabemos” que los hidratos de carbono no se pueden combinar, al producir una reacción casi mágica en el cuerpo, de modo que al estallar hacen que no te quepa tu ropa.

4.- Como ya no era suficiente empezaste con sustitución de batidos varios, súper cómodo, no tienes que cocinar y encima van a casa. Pero dejas de lado la comida que tanto te gusta, incluso ya echabas de menos hasta la lechuga. ¡Ainnsss! Tenéis un análisis de unas barritas en Mi biografía de un plato y razones de sobra para no dejarte engañar en este artículo de Mi dieta cojea. Los demás métodos milagro ni los voy ni a nombrar, porque cuenta una leyenda que al mencionarlos vuelven a ponerse de moda.

Resultado esperado:

Dietas-milagrosbelly-2473_640

Resultado obtenido:

efecto-yoyo

¿Por qué? No disfrutabas con lo que hacías y estabas deseando acabar la dichosa dieta para “hincharte” a comer. ¿Recuerdas? Analiza las situaciones, inténtalo y esta vez no caigas, cambia de hábitos, que sí, que puedes perder peso de mil maneras, pero que cada vez te costará más (trabajo, dinero y salud) y, a no ser que seas como los actores/actrices de Hollywood no te merecerá la pena. El efecto rebote se produce al hacer cambios drásticos, así que no confíes en lo que le fue bien a esa persona que “ha perdido 20Kg en 2 meses sin dejar de comer ni hacer ejercicio” y busca la opción más saludable y que más te guste consultando a un dietista-nutricionista de confianza, para que personalice tu tratamiento.

¡Mucho ánimo nutriamig@s, este año va la vencida!

¿Estás preparado para lograr tu mejor versión?

¡COMENCEMOS!